Imprimir Enviar

UN INNOVADOR DE LA TECNOLOGÍA

Sebastián Castro llegó a Boston, MA hace 10 años a cursar sus estudios universitarios en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés). Sebastián tenia la intención del volver a Ecuador a trabajar lo que estudió, energía renovable, pero el destino tenía otros planes y, en vez, el ecuatoriano, junto con su socio Aron Schwarzkopf, terminó fundando la innovadora compañía, Leaf.

A través de amigos en Boston, Sebastián conoce a Aron, quién también es ecuatoriano y cursaba sus estudios en Babson College, en la misma ciudad. De acuerdo a Sebastián, la idea original estuvo escrita en servilletas y era muy teórica. “Mientras estábamos buscando trabajo y entrevistando en otros lugares estábamos tomando una idea y entendiendo como se podía convertir en un negocio práctico,” él explicó. “Estaba hablando con mi amigo Aron y el me convenció que era un reto importante y una aventura el poder empezar esta empresa.”

La idea originó de discutir que se puede hacer con la información de una transacción comercial. “Cuando haces una compra, pasas la tarjeta y se imprime un recibo que se usualmente bota,” explicó Sebastián. “Para nosotros era importante capturar esa información que se encuentra en ese recibo. De ahí evolucionó para que pequeños y medianos negocios pudieran usar herramientas digitales en sus negocios y capturar esa información.”

Sebastián y Aron tenían un reto interesante en sus manos y lo innovador de su producto los impulsó a perseguirlo. “Creamos una plataformas que no existía—ni la plataforma de pago de la manera que nosotros lo hacemos, ni el hardware especializado, ni el ecosistema de aplicaciones que proveemos,” explicó Sebastián. “Era una idea transformadora y decidimos arriesgarnos.”

Gracias a los contactos que habían establecido por los estudios en MIT y en Babson, decidieron que el lugar ideal para crear la empresa era Boston. “Además Boston hacia sentido por ser un núcleo tecnológico,” dijo Sebastían.

Leaf oficialmente comienza a principios de 2011. La compañía se distingue en el mercado por que provee a negocios una tableta digital y una serie de aplicaciones o herramientas digitales que ellos pueden utilizar para impulsar el negocio.

Además, Leaf tiene un app store que espera lanzar públicamente este año. “Queremos poder crear una plataforma y un ecosistema donde esos negocios puedan acceder no solo nuestras aplicaciones pero también aplicaciones de terceros que tienen que ver con el negocio,” explicó Sebastián.

El ecuatoriano también nos dice que ve con interés el apogeo de tecnología muy interesante en América Latina y en Ecuador. “Yo creo que nuestros países están empezando a emprender tecnología de una manera que no hemos visto nunca y eso es algo del cual en algún futuro me gustaría poder participar y aportar. También nos gustaría llevar a Leaf a Ecuador y otros países de Latinoamérica.”

Por último, Sebastián añadió que representar al ecuatoriano en el exterior es sumamente importante para él y su socio, Aron. “Creemos mucho en el potencial del ecuatoriano de emprender e innovar, es importantísimo para nosotros [llevar ese mensaje].”