Imprimir Enviar

Promoviendo a Ecuador a Través de las Artes

Esau Chauca, especialista de recursos humanos y director ejecutivo del Centro Cultural Ecuatoriano de Ayazamana en Nueva York, llegó a los Estados Unidos cuando tenía tan solo 5 años. Como muchos inmigrantes, Esau tuvo que adaptarse rápidamente al estilo de vida e idioma de su nuevo país, el cuál para él le creaba una desconexión de su país nativo, Ecuador.

“Yo tuve que reintroducirme a la cultura ecuatoriana”, dijo Esau. “A pesar de que vivía en una casa con familia ecuatoriana y que todos los años viajaba hacia el Ecuador, sentía que no entendía mucha de las tradiciones, lo cual despertó en mí el interés de conocerlo más”.

Luego de conocer al fundador del ballet Ayazamana, ambos se unieron para abrir el Centro Cultural Ecuatoriano de Ayazamana—un lugar donde personas con diferentes orígenes culturales aprenden sobre las tradiciones ecuatorianas a través del arte del baile y canto.

Ayazamana, o descanso del alma en la lengua Quechua, es lo que atrae a las personas a conocer más sobre la cultura ecuatoriana dice Esau. “Muchas de nuestras tradiciones ancestrales ayudan a las personas a encontrarse a sí mismos en un espacio inmenso llamado universo. Estas tradiciones además le dan a las personas un mayor significado de nuestra interacción con la naturaleza y el mundo en general”.

La misión del Centro Cultural de Ayazamana es promover la cultura ecuatoriana y educar a la comunidad sobre las costumbres y tradiciones ecuatorianas por medio del arte.

En el centro cultural, los niños y adultos se introducen a los principios del canto, antes de introducirlos a la música tradicional ecuatoriana y la contemporánea en español. El grupo de baile de Ayazamana es quizás más conocido por su espectáculo de bailes tradicionales de todas las regiones del Ecuador. El objetivo fundamental del grupo de baile Ayazamana es permitir que la comunidad tenga mayor acceso a la cultura ecuatoriana mediante el baile, y así el público pueda apreciar la riqueza y diversidad que existe en el Ecuador.

Los grupos de baile tienen espectáculos durante todo el año en diferentes lugares, así como teatros, bibliotecas, instituciones gubernamentales, museos, universidades y desfiles. “A través del centro cultural, he conocido muchas personas que me han motivado a compartir la cultura ecuatoriana con otros mediante los servicios que nosotros ofrecemos.”

Esau asegura que su experiencia en el centro cultural no se limita a administrar la organización. Lo que más le da motivación a seguir a Esau es interactuar con personas que comparten esa misma pasión y esos mismos valores por la cultura ecuatoriana. ”

“Ser parte de este proyecto me ha dado la oportunidad de comprender y acoger lo que significa ser ecuatoriano, y sentirme orgulloso de serlo.