Imprimir Enviar

PRESENTACIÓN DEL LIBRO “CASO OXY: DEFENSA JURÍDICA DE UNA DECISIÓN SOBERANA Y EN DERECHO DEL ESTADO ECUATORIANO”

El libro “Caso Oxy: Defensa jurídica de una decisión soberana y en Derecho del Estado ecuatoriano”, publicado por la Procuraduría General del Estado, fue presentado en Washington el pasado 6 de Noviembre en la sala Supreme Court Institute Moot, del Instituto de Leyes de Georgetown University.

El libro fue presentado por el Profesor Andrés Jana, experto en arbitraje internacional, con la participación del Procurador General del Estado del Ecuador, doctor Diego García Carrión.

Al evento asistieron abogados, diplomáticos, árbitros, académicos y residentes ecuatorianos en la ciudad.

El objetivo de esta publicación es poner a disposición del público una memoria histórica de los hechos y sobretodo del derecho aplicable, en la forma como fue argumentada dentro del proceso arbitral iniciado por la petrolera, así como durante la etapa de anulación que se espera en los próximos meses por parte de parte del Comité de Anulación que fue nombrado para el efecto por el Centro CIADI.

El Procurador Diego García Carrión resaltó que la obra presentada “es el análisis que durante muchos años más, realizarán abogados, árbitros y académicos, inversionistas y agentes del Estado, de manera que nunca más, un Tribunal Arbitral que se supone estaba llamado a aplicar el derecho, pueda escapar de los límites de su competencia y decidir lo que su particular idea de justicia con poderes omnímodos estime adecuado, aún a costa del respeto al derecho local e internacional, así como de las reglas del contrato suscrito libre y voluntariamente por las partes”.

Como lo manifestó la profesora Brigitte Stern, una de los árbitros en el proceso, existió “un manifiesto exceso de poder del Laudo al anular un contrato relativo a una sociedad que no sólo no era parte del arbitraje sino que, incluso si hubiera sido parte, no podría haber sido considerada, ya que se trata de un inversor chino, como un inversor respecto del cual el Tribunal no tenía jurisdicción conforme al TBI Estados Unidos/Ecuador”, expresando de esta manera, uno de los más enérgicos votos disidentes dictados en la historia de los arbitrajes inversionista-Estado.