Imprimir Enviar

10 COSAS QUE HAY QUE SABER ACERCA DEL SISTEMA DE PAGOS ELECTRONICOS DE ECUADOR

Acerca del Nuevo Sistema de Pago Electrónico (“Dinero Digital”)

El Gobierno de Ecuador está en proceso de implementar una iniciativa propuesta en enero del 2014 por el Banco Central del Ecuador (BCE), para el uso de un nuevo sistema de pagos electrónico, al que se le conoce comúnmente como el dinero digital.

El nuevo sistema de pagos electrónicos será implementado y administrado por el BCE. El objetivo del sistema es aumentar la inclusión económica del 40% de la población en sectores marginados y actualmente desatendidos con acceso limitado a los servicios financieros al proporcionarles un método que les permita realizar pagos electrónicamente, facilitando así su inclusión económica y social.

La implementación del nuevo sistema de pagos electrónicos llega al mismo tiempo de una importante reforma financiera—que la regula—que se debatió en la Asamblea Nacional e incluyen revisiones y aportaciones de diferentes partidos políticos y el sector privado. La Ley fue publicada el 12 de septiembre en el Registro Nacional.

Estos instrumentos tienen por objeto proporcionar una mayor seguridad en todos los depósitos, mejorar la utilización de los recursos financieros, y cambiar las prácticas financieras anticuadas por otras más modernas basadas en la prevalencia del capital humano, la inclusión y la equidad; el código también deroga varias leyes dispersas incompatibles con la Constitución y proporciona un marco legal para evitar una grave crisis en el sector financiero, tales como la crisis bancaria de 1999, que llevó a la bancarrota a millones de ecuatorianos en beneficio de unos pocos banqueros poderosos.

10 Cosas que Hay que Saber acerca del Sistema de Pagos Electrónicos de Ecuador:

1. El dinero electrónico no reemplaza el uso del dólar estadounidense. Su valor es una representación de la misma cantidad de dólares depositados en el BCE que se puede transferir a otros usuarios mediante el uso de dispositivos electrónicos. Como se indica en el artículo 94 del nuevo Código Monetario de Ecuador: todas las transacciones financieras y monetarias en Ecuador deben realizarse en dólares estadounidenses.

2. El dinero electrónico no es una moneda nueva o moneda paralela, y tampoco es comparable a las monedas digitales populares como “Bitcoin”. Con más precisión es un sistema de pago implementado por el BCE que no es diferente de un sistema de monedero electrónico utilizado en países alrededor del mundo. No se está creando dinero nuevo. Se trata de un nuevo método más barato para almacenar y transferir dinero existente (dólares estadounidenses).

3. El sistema de pagos electrónicos está regulado por Código Orgánico Monetario y Financiero, que exige que el dinero digital sea 100% respaldado por activos líquidos, lo que significa que por cada dólar digital creado tiene que haber un dólar físico estadounidense en el BCE.

4. El dinero utilizado en el nuevo sistema de pagos electrónicos será transferible a través de cajeros automáticos, mensajes de texto, aplicaciones, IVRs. NFCs, tabletas y sitios web. El 40% de los ecuatorianos carecen de servicios bancarios, mientras que el 90% de la población posee un teléfono celular o dispositivo electrónico compatible con el sistema de dinero digital.

5. El dinero electrónico puede ser canjeado por su equivalente en dólares sin ningún tipo de descuento, con excepción de los gastos relacionados con la realización de la transacción—similar al uso de una tarjeta de cajero automático, donde el cliente puede depositar o recibir dinero, realizar pagos o efectuar retiros.

6. El sistema de pagos electrónicos estará disponible para el público en general, instituciones públicas y privadas (incluidas las organizaciones financieras privadas y públicas) que tienen la capacidad de adoptar e implementar el sistema de dinero electrónico.

7. Los pagos realizados por el gobierno o una organización privada que utiliza el sistema de dinero electrónico están respaldados por el equivalente en dólares estadounidenses depositados en el BCE. En la práctica, los usuarios tendrán que depositar dólares en el BCE, que luego pueden gastar electrónicamente.

8. El dinero digital asegura de que todos los ciudadanos, independientemente de su condición económica y social, tengan la posibilidad de abrir una cuenta de dinero digital y tener acceso a servicios financieros electrónicos.

9. El sistema de dinero digital reducirá la pobreza al reducir el costo de las transferencias de dinero y al proporcionar una herramienta para personas sin cuenta bancaria, especialmente en zonas rurales, para tener un mayor acceso al mercado de trabajo, programas de gobierno y la capacidad de mercadear más lejos de lo que han podido en el pasado.

10. El nuevo sistema de dinero electrónico fomentará la creación de nuevas redes económicas entre los segmentos que actualmente luchan por ampliar sus mercados debido a la falta de servicios bancarios.